Comer poco y mal es uno de los errores más frecuentes que cometemos cuando la balanza nos muestra que tenemos algunos kilito extra. Los riesgos de hacer una dieta baja en calorías y el efecto rebote, explicados por un especialista.

El 53,4% de los argentinos mayores de 18 años están excedidos de peso. Dentro de este grupo, hay muchos que no saben qué hacer o no encuentran la mejor manera de perder esos kilos de más y ponen en riesgo su salud.
Algo debe quedar claro: el sobrepeso y obesidad no son asuntos predominantemente estéticos. Más allá de la manera en que el discurso social y cultural condicione la mirada y la percepción del propio físico, no se trata de tener una figura atractiva, sino de tener un cuerpo sano.

La ansiedad por adelgazar es cada vez mayor y, en esta frenética búsqueda por perder los esos kilitos extra, muchos recurren a dietas estrictas y, en ocasiones, poco saludables. Muchas de esas dietas sirven para perder peso rápidamente, pero pueden causar problemas en la salud. Además, un gran número son difíciles -o mejor dicho, imposibles- de mantener en el tiempo, por lo que lo adelgazado no tarda demasiado en volver cuando se las abandona.
 
¿Qué efectos secundarios puede acarrear una dieta de 600 calorías?
Con respecto a la cantidad de calorías que debe tener una dieta, las mismas dependerán de la superficie corporal de cada paciente. No es lo mismo una dieta de 600 calorías para una mujer de 1,60 m con 75 kilos de peso, que otra para un hombre de 1,80 m que pesa 125.

Cada persona tiene un gasto calórico (medible) llamado metabolismo basal acorde a su superficie corporal. Para una mujer de 1,60 de altura con 75 kilos se calculan 2000 calorías aproximadamente; en cambio, un hombre de 1,80 m que pesa 120 kilos no gasta lo mismo: en este caso se calculan 2500 / 3000 calorías. Por lo tanto, dar dietas a todo el mundo de 600 calorías es ciertamente desacertado.

Poder entender el manejo fisiológico del organismo es entender un balance entre las calorías que entran y las que gasta el organismo. Entran 600/ 800/ 1200 calorías y se gastan 2000 / 2500 / 3000 calorías acorde a la superficie corporal de cada persona. La diferencia entre éstas se obtiene de las reservas energéticas (grasa corporal) que se transportan desde el lugar de depósito (grasa de depósito) hacia el hígado, donde son transformadas (metabolizadas) en el elemento que utiliza el organismo (glucosa).

No es lo mismo que el paciente pase horas con este cuadro de ayuno, a que pase días o semanas con este balance energético descompensado. En ese caso, las probabilidades de descompensación aumentan en la medida que pasa más tiempo. Se sabe desde hace muchos años que dietas de 600 / 800 calorías son muy peligrosas.

En segundo lugar, el elemento a tener en cuenta al dar un tratamiento dietético es qué contenido nutricional se le da al paciente, qué cantidad de proteínas, hidratos de carbono, de grasas, vitaminas y minerales se le están dando.

El organismo en condiciones de balance negativo, a lo largo de mucho tiempo, empieza a utilizar elementos de sostén (músculo, tendón, hueso) para transformarlos en glucosa (desnutrición proteica) y así poder llevar al desmoronamiento del organismo.

En tercer lugar, si se sigue con balances tan negativos, comienzan a generarse transformaciones hormonales en las que disminuyen las hormonas tiroideas, aumentan los glucocorticoides, y descienden la testosterona y el estradiol, generando disminución de la libido y la potencia sexual.

¿Puede traer problemas para la salud?
Las dietas completas hipocalóricas que tengan un buen aporte nutricional no generan ninguna consecuencia negativa, excepto cuando son incompletas. Por ejemplo, en vegetarianos puros, el aporte de proteína debe ser esencial. Las carencias de vitaminas y minerales  pueden  generar complicaciones  a lo largo de la dieta. No es aconsejable hacer dietas hipocalóricas, bajar de peso y volver a subir de  peso.

¿Qué hay que tener en cuenta al momento de encarar un plan para bajar de peso?
El momento oportuno para adelgazar incuestionablemente lo debe poner el paciente, no sirve que el médico o algún familiar o amigo le diga al paciente que debe bajar de peso, es necesario “el click”  personal. Para  hacer un tratamiento efectivo, la persona debe estar anímicamente preparada para realizar un esfuerzo en dejar de lado todo aquello que le apasiona "¡comer  y disfrutar!”.

¿Una dieta para adelgazar tiene alimentos prohibidos?
No hay alimentos prohibidos, solo alimentos que tienen muchas calorías o pocas calorías y eso implica que con pocas cantidades el aporte diario estará cubierto. Esto lleva a no poder comer el resto de los alimentos necesarios  para completar un adecuado balance nutricional. Por eso, una dieta debe contener alimentos que aporten pocas  calorías y den mucho volumen generando, así, saciedad digestiva.

                                                                                                                          nota publicada en 

http://www.entremujeres.com/vida-sana/nutricion/dieta-hipocalorica-si-no-ventajas-desventajas-riesgos-efecto-rebote-alimentos-calorias-doctor-ricardo-muzzio_0_1002499816.html