Así lo consideró el nutricionista y endocrinólogo Ricardo Muzzio. Además, remarcó que una buena dieta alimenticia debe balancear adecuadamente las calorías que desprende e ingiere el organismo.

Para reducir el peso corporal, es necesario incorporar la actividad física a la vida diaria. “Hay que pensar que uno hace un balance energético. Por un lado ingresan calorías suministradas por los alimentos, y por el otro, hay un egreso a través del gasto metabólico (metabolismo basal), que es inherente a cada persona. Este metabolismo basal se debe medir, y a éste se le suman las calorías que deben ser consumidas y la actividad física a realizar para perder peso”, señala el doctor Ricardo Muzzio, endocrinólogo especializado en nutrición.



La dieta alimenticia de un ser humano está integrada por tres alimentos básicos: los hidratos de carbono (harinas, pastas, pan), las proteínas (carnes) y las grasas. Además, están el agua, las vitaminas y los minerales.

Según explicó Muzzio, a la hora de hacer una caracterización de esos alimentos en relación a calorías, los hidratos de carbono y las proteínas se multiplican por cuatro, mientras que las grasas por nueve. “Por eso, ante comidas de igual peso, es importante tener en consideración el tipo de alimento a ingerir”. “Es fundamental saber balancear y calibrar los alimentos que se incorporan al organismo, por eso, a la hora de hacer una dieta, es importante la supervisión de un nutricionista”, remarcó el nutricionista.

Por otra parte, el profesional, quien también es especialista en estética, destacó la importancia de la actividad física que realiza cada persona. En ese sentido, explicó que “mas allá de la calidad de alimentos que uno ingiere, el gasto energético a través de una actividad física genera un organismo mas sano”.

Nota publicada en Revista "Punto y Aparte"
http://puntoyaparte.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=1744&Itemid=67